Cirujano de hernia que más opera en el Perú.

«Dr Julio Atencio, más experiencia, más seguridad, mas confianza»

¡Dile adiós al dolor en manos del Dr. Julio Atencio, especialista en cirugía de hernia ventral!

Rápida Recuperación
Mínima Invasión
No Deja Cicatrices

Hernia Ventral todo lo que necesitas saber

Una hernia ventral es una condición en la que una parte del contenido abdominal, como el intestino o tejido adiposo, sobresale a través de un punto débil en la pared abdominal, generalmente en la zona central del abdomen. Este tipo de hernia puede desarrollarse debido a debilidades congénitas o adquiridas, como la debilidad muscular por envejecimiento, traumatismos, o cirugías abdominales previas que dejan cicatrices y puntos vulnerables. Factores como el aumento de la presión intraabdominal, debido a la obesidad, el embarazo, el levantamiento de pesos pesados, el estreñimiento crónico o la tos frecuente, también pueden contribuir a la formación de hernias ventrales.

  • Hernia Inguinal: La más común, ocurre en la ingle.
  • Hernia Umbilical: Se forma alrededor del ombligo.
  • Hernia Incisional: Desarrollada en el sitio de una incisión quirúrgica anterior.
  • Debilidad Muscular: La presión sobre la pared abdominal puede crear puntos débiles.
  • Envejecimiento: El envejecimiento natural puede debilitar los músculos y tejidos.
  • Esfuerzo Físico: Levantar objetos pesados o realizar esfuerzos intensos puede contribuir.
  • Protuberancia Visible: Puede notarse al toser o levantar objetos.
  • Dolor o Malestar: Especialmente cuando la hernia está atrapada.
  • Requiere Evaluación Médica: Se diagnostica mediante examen físico y, en algunos casos, imágenes médicas.
  • Observación: Algunas hernias pequeñas pueden no requerir tratamiento inmediato.
  • Cirugía: La reparación quirúrgica es común, a menudo utilizando mallas para reforzar la pared abdominal.
Tipos de Hernias Abdominales
  • Hernia Inguinal: La más común, ocurre en la ingle.
  • Hernia Umbilical: Se forma alrededor del ombligo.
  • Hernia Incisional: Desarrollada en el sitio de una incisión quirúrgica anterior.
Causas y Factores de Riesgo
  • Debilidad Muscular: La presión sobre la pared abdominal puede crear puntos débiles.
  • Envejecimiento: El envejecimiento natural puede debilitar los músculos y tejidos.
  • Esfuerzo Físico: Levantar objetos pesados o realizar esfuerzos intensos puede contribuir.
Síntomas y Diagnóstico
  • Protuberancia Visible: Puede notarse al toser o levantar objetos.
  • Dolor o Malestar: Especialmente cuando la hernia está atrapada.
  • Requiere Evaluación Médica: Se diagnostica mediante examen físico y, en algunos casos, imágenes médicas.
Opciones de Tratamiento
  • Observación: Algunas hernias pequeñas pueden no requerir tratamiento inmediato.
  • Cirugía: La reparación quirúrgica es común, a menudo utilizando mallas para reforzar la pared abdominal.

Procedimiento mínimamente invasivo y de rápida recuperación. ¡Da el primer paso hacia tu bienestar!

Ventajas de la Cirugía de Hernia Ventral

Proporciona un alivio efectivo del dolor y la incomodidad asociados con la hernia, mejorando considerablemente la calidad de vida al eliminar la presión y la tensión en la pared abdominal. Además, la intervención quirúrgica previene complicaciones graves como el encarcelamiento y la estrangulación de la hernia, que pueden bloquear el suministro de sangre al tejido herniado y causar necrosis, lo que requiere una intervención de emergencia.

Requisitos para Operarse

(LO QUE INCLUYE EL PAQUETE Y REQUISITOS PARA OPERARSE)
Lo que Incluye el paquete de cirugía.
Cirugía Ambulatoria.
Alimentación.
Monitoreo en sala de operaciones y recuperacion.
Sala de operaciones.
Honorarios de Cirujanos y Anestesiólogo.
Medicamentos al 100%.
Habitación Compartida.
Cuidados Post Quirúrgicos.
Son requisitos necesarios para la cirugía. (No incluye)
Consulta Médica.
Exámenes Pre operatorios.
Ecografia abdominal actualizada.
Riesgo quirúrgico cardiológico.
Rayos x tórax.
Faja Post operatoria.
Suspensor Mujer/Hombre.
Medias Anti embolicas.

Preguntas Frecuentes

Una hernia ventral es una protrusión de tejido o un órgano a través de una abertura o área débil en la pared abdominal anterior. o incisionales (desarrolladas en sitios de incisiones quirúrgicas previas).

Se estima que una cuarta parte de todas las personas nacen con o desarrollarán una hernia ventral a lo largo de su vida. En los Estados Unidos se realizan más de 400,000 reparaciones de hernia ventral anualmente.

  • Edad avanzada
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Historial de cirugía abdominal
  • Enfermedades pulmonares crónicas
  • Esfuerzo físico intenso o tos crónica
  • Bulto en la pared abdominal: Visible o palpable.
  • Dolor o molestia: Aumenta al toser, inclinarse o levantar objetos.
  • Sensación de pesadez o presión en el abdomen
  • Eritema o hinchazón en el área en casos graves
  • Examen físico: Identificación de un bulto en la pared abdominal.
  • Tomografía computarizada (TC) abdominopélvica: Método preferido para confirmar el diagnóstico e identificar el contenido del saco herniario.
  • Ecografía: Utilizada para visualizar la hernia y su contenido.
  • Resonancia magnética (MRI): En casos complicados o no concluyentes.
  • Examen físico: Presencia de un bulto reducible en la pared abdominal.
  • Imágenes: Confirmación mediante TC, ecografía o MRI.
  • Diástasis del recto abdominal
  • Lipomas
  • Hematomas de la vaina del recto
  • Celulitis o abscesos
  • Tumores de la pared abdominal
  • Observación: Para hernias pequeñas y asintomáticas.
  • Reparación quirúrgica: Puede ser abierta o mínimamente invasiva (laparoscópica o robótica), generalmente utilizando malla para reforzar la pared abdominal y prevenir recurrencias.
  • Monitoreo del dolor: Uso de analgésicos según necesidad.
  • Monitoreo de infecciones: Observación y tratamiento de cualquier signo de infección en el sitio quirúrgico.
  • Restricción de actividades: Evitar esfuerzos físicos intensos durante el período de recuperación.
  • Dieta: Progresión de líquidos a sólidos según tolerancia.
  • Infección del sitio quirúrgico
  • Recurrencia de la hernia
  • Seromas y hematomas
  • Dolor crónico
  • Daño a estructuras adyacentes durante la cirugía
  • Etapa asintomática: Las hernias pequeñas pueden ser monitoreadas sin intervención inmediata.
  • Etapa sintomática: Requiere tratamiento quirúrgico para prevenir complicaciones.
  • Pronóstico: Generalmente bueno con intervención adecuada; la reparación con malla reduce significativamente las tasas de recurrencia.
  • Mantener un peso saludable
  • Evitar levantar objetos pesados
  • Realizar ejercicios abdominales con precaución
  • No fumar
  • Consultar al médico ante la aparición de un bulto o dolor abdominal
  • Seguir las indicaciones postoperatorias para una recuperación adecuada