Cirujano de hernia que más opera en el Perú.

«Dr Julio Atencio, más experiencia, más seguridad, mas confianza»

¡Dile adiós al dolor en manos del Dr. Julio Atencio, especialista en cirugía de hernia femoral!

Rápida Recuperación
Mínima Invasión
No Deja Cicatrices

Hernia Femoral todo lo que necesitas saber

Una hernia femoral es una condición en la que una parte del intestino o tejido abdominal protruye a través de un punto débil en la pared muscular en la zona del conducto femoral, situada justo debajo de la ingle. Este tipo de hernia es menos común que la hernia inguinal y es más frecuente en mujeres, especialmente en aquellas que han tenido múltiples embarazos. Las hernias femorales pueden ser causadas por una debilidad en la pared muscular del área femoral, factores anatómicos y fisiológicos como el embarazo y el parto, o esfuerzos físicos y estrés, como levantar objetos pesados, estreñimiento crónico, tos frecuente y obesidad.

  • Hernia Inguinal: La más común, ocurre en la ingle.
  • Hernia Umbilical: Se forma alrededor del ombligo.
  • Hernia Incisional: Desarrollada en el sitio de una incisión quirúrgica anterior.
  • Debilidad Muscular: La presión sobre la pared abdominal puede crear puntos débiles.
  • Envejecimiento: El envejecimiento natural puede debilitar los músculos y tejidos.
  • Esfuerzo Físico: Levantar objetos pesados o realizar esfuerzos intensos puede contribuir.
  • Protuberancia Visible: Puede notarse al toser o levantar objetos.
  • Dolor o Malestar: Especialmente cuando la hernia está atrapada.
  • Requiere Evaluación Médica: Se diagnostica mediante examen físico y, en algunos casos, imágenes médicas.
  • Observación: Algunas hernias pequeñas pueden no requerir tratamiento inmediato.
  • Cirugía: La reparación quirúrgica es común, a menudo utilizando mallas para reforzar la pared abdominal.
Tipos de Hernias Abdominales
  • Hernia Inguinal: La más común, ocurre en la ingle.
  • Hernia Umbilical: Se forma alrededor del ombligo.
  • Hernia Incisional: Desarrollada en el sitio de una incisión quirúrgica anterior.
Causas y Factores de Riesgo
  • Debilidad Muscular: La presión sobre la pared abdominal puede crear puntos débiles.
  • Envejecimiento: El envejecimiento natural puede debilitar los músculos y tejidos.
  • Esfuerzo Físico: Levantar objetos pesados o realizar esfuerzos intensos puede contribuir.
Síntomas y Diagnóstico
  • Protuberancia Visible: Puede notarse al toser o levantar objetos.
  • Dolor o Malestar: Especialmente cuando la hernia está atrapada.
  • Requiere Evaluación Médica: Se diagnostica mediante examen físico y, en algunos casos, imágenes médicas.
Opciones de Tratamiento
  • Observación: Algunas hernias pequeñas pueden no requerir tratamiento inmediato.
  • Cirugía: La reparación quirúrgica es común, a menudo utilizando mallas para reforzar la pared abdominal.

Procedimiento mínimamente invasivo y de rápida recuperación. ¡Da el primer paso hacia tu bienestar!

Ventajas de la Cirugía de Hernia Femoral

Una de las principales ventajas es el alivio del dolor y la incomodidad que la hernia puede causar, mejorando significativamente la calidad de vida al eliminar la presión y el malestar en la zona inguinal que interfieren con las actividades diarias y el ejercicio. Además, la cirugía previene complicaciones graves como el encarcelamiento y la estrangulación de la hernia, condiciones que pueden causar obstrucción intestinal y la interrupción del flujo sanguíneo al intestino, lo cual puede llevar a la necrosis del tejido y requerir una intervención de emergencia.

Requisitos para Operarse

(LO QUE INCLUYE EL PAQUETE Y REQUISITOS PARA OPERARSE)
Lo que Incluye el paquete de cirugía.
Cirugía Ambulatoria.
Alimentación.
Monitoreo en sala de operaciones y recuperacion.
Sala de operaciones.
Honorarios de Cirujanos y Anestesiólogo.
Medicamentos al 100%.
Habitación Compartida.
Cuidados Post Quirúrgicos.
Son requisitos necesarios para la cirugía. (No incluye)
Consulta Médica.
Exámenes Pre operatorios.
Ecografia abdominal actualizada.
Riesgo quirúrgico cardiológico.
Rayos x tórax.
Faja Post operatoria.
Suspensor Mujer/Hombre.
Medias Anti embolicas.

Preguntas Frecuentes

Una hernia femoral ocurre cuando una porción del intestino o tejido graso del abdomen sobresale a través del canal femoral, que está justo debajo del ligamento inguinal, en la parte superior del muslo. Este tipo de hernia es menos común pero más propensa a complicaciones como la estrangulación.

Las hernias femorales representan menos del 10% de todas las hernias abdominales, pero tienen una mayor incidencia en mujeres que en hombres.

  • Sexo femenino
  • Edad avanzada
  • Embarazo
  • Obesidad
  • Historial de cirugía abdominal
  • Actividad física intensa
  • Enfermedades que aumentan la presión intraabdominal
  • Bulto en la parte superior del muslo o en la ingle
  • Dolor en la ingle, especialmente al levantarse, inclinarse o hacer esfuerzo
  • Náuseas y vómitos en casos complicados
  • Signos de obstrucción intestinal en casos graves
  • Examen físico: Identificación de un bulto en el área femoral.
  • Ecografía: Ayuda a visualizar la hernia y su contenido.
  • Tomografía computarizada (TC): Utilizada para confirmar el diagnóstico y planificar la cirugía.
  • Resonancia magnética (MRI): Utilizada en casos complicados o no concluyentes.
  • Examen físico: Presencia de un bulto en el área femoral.
  • Imágenes: Confirmación mediante ecografía, TC o MRI.
  • Hernia inguinal
  • Lipomas
  • Adenopatías inguinales
  • Abscesos
  • Quistes
  • Tratamiento quirúrgico: La reparación quirúrgica es el tratamiento de elección para todas las hernias femorales, debido al alto riesgo de complicaciones. Puede ser realizada mediante técnicas abiertas o laparoscópicas, con preferencia por la reparación con malla.
  • Monitoreo del dolor: Uso de analgésicos según necesidad.
  • Monitoreo de infecciones: Observación y tratamiento de cualquier signo de infección en el sitio quirúrgico.
  • Restricción de actividades: Evitar esfuerzos físicos intensos durante el período de recuperación.
  • Dieta: Progresión de líquidos a sólidos según tolerancia.
  • Infección del sitio quirúrgico
  • Recurrencia de la hernia
  • Seromas y hematomas
  • Dolor crónico
  • Estrangulación y obstrucción intestinal
  • Daño a estructuras adyacentes durante la cirugía
  • Etapa asintomática: Las hernias pequeñas pueden ser monitoreadas sin intervención inmediata.
  • Etapa sintomática: Requiere tratamiento quirúrgico para prevenir complicaciones.
  • Pronóstico: Generalmente bueno con intervención adecuada; la reparación con malla reduce significativamente las tasas de recurrencia.
  • Mantener un peso saludable
  • Evitar levantar objetos pesados
  • Realizar ejercicios abdominales con precaución
  • No fumar
  • Consultar al médico ante la aparición de un bulto o dolor inguinal
  • Seguir las indicaciones postoperatorias para una recuperación adecuada