Cirujano que más opera en el Perú.

«Dr Julio Atencio, más experiencia, más seguridad, mas confianza»

¡Dile adiós al dolor de manos del Dr. Julio Atencio, especialista en cirugía de Diástasis de recto!

Rápida Recuperación
Mínima Invasión
No Deja Cicatrices

Abordando la Diástasis de Recto

La diástasis de recto es una condición que afecta a los músculos abdominales, particularmente el recto abdominal. Profundicemos en qué es, cómo se manifiesta y las posibles vías para tratar esta situación.

¿Qué es la Diástasis de Recto?

La diástasis de recto es la separación anormal de los músculos rectos del abdomen, que forman la conocida «línea alba». Esta separación puede ocurrir durante el embarazo o debido a tensiones excesivas en la pared abdominal.

  • Embarazo: Es común durante y después del embarazo debido al estiramiento abdominal.
  • Levantamiento Inadecuado: Cargar objetos pesados de manera incorrecta puede contribuir.
  • Obesidad: El exceso de peso puede ejercer presión adicional en la pared abdominal.
  • Protuberancia Abdominal: Una separación visible o bulto en la línea media del abdomen.
  • Dolor Lumbar: La diástasis a veces se asocia con molestias en la zona lumbar.
  • Debilidad Muscular: Dificultad para realizar ciertos movimientos debido a la debilidad de los músculos abdominales.
  • Ejercicios Específicos: Rutinas de fortalecimiento abdominal dirigidas para cerrar la diástasis.
  • Fisioterapia: Un fisioterapeuta puede proporcionar ejercicios personalizados y técnicas de corrección de postura.
  • Cirugía: En casos graves, la corrección quirúrgica puede ser considerada.
Factores Desencadenantes y Riesgos
  • Embarazo: Es común durante y después del embarazo debido al estiramiento abdominal.
  • Levantamiento Inadecuado: Cargar objetos pesados de manera incorrecta puede contribuir.
  • Obesidad: El exceso de peso puede ejercer presión adicional en la pared abdominal.
Síntomas Característicos
  • Protuberancia Abdominal: Una separación visible o bulto en la línea media del abdomen.
  • Dolor Lumbar: La diástasis a veces se asocia con molestias en la zona lumbar.
  • Debilidad Muscular: Dificultad para realizar ciertos movimientos debido a la debilidad de los músculos abdominales.
Enfoques de Tratamiento
  • Ejercicios Específicos: Rutinas de fortalecimiento abdominal dirigidas para cerrar la diástasis.
  • Fisioterapia: Un fisioterapeuta puede proporcionar ejercicios personalizados y técnicas de corrección de postura.
  • Cirugía: En casos graves, la corrección quirúrgica puede ser considerada.

Procedimiento mínimamente invasivo y de rápida recuperación. ¡Da el primer paso hacia tu bienestar!

Cirugia_de_Vesicula

Ventajas de la Cirugía de Diástasis de Recto Laparoscópica

Una de las principales preocupaciones de los pacientes es el dolor postoperatorio y el tiempo de recuperación para reanudar las actividades habituales. La vía laparoscópica aporta ventajas respecto a la vía abierta en este sentido.

Menos dolor postoperatorio inmediato.
Incidencia de dolor crónico más baja.
Vuelta a la actividad física en 1 semana.
Una recuperación más rápida.

Requisitos para Operarse

(LO QUE INCLUYE EL PAQUETE Y REQUISITOS PARA OPERARSE)
Lo que Incluye el paquete de cirugía.
Cirugía Ambulatoria.
Alimentación.
Monitoreo en sala de operaciones.
Monitores en sala de recuperación.
Sala de operaciones.
Honorarios de Cirujanos y Anestesiólogo.
Honorarios de Personal de Enfermeria.
Medicamentos al 100%.
Habitación Compartida.
Cuidados Post Quirúrgicos.
Control de Hospitalización.
Son requisitos necesarios para la cirugía. (No incluye)
Consulta Médica.
Exámenes Pre operatorios.
Riesgo quirúrgico cardiológico.
Medias Anti embolicas.
Faja Post operatoria. (s/.70.00)
Suspensor Mujer/Hombre.
Cirujano (51) 922 655 762
Asistente (+51) 927 295 696

Preguntas Frecuentes

La diástasis de recto abdominal (RAD) es una condición en la cual los músculos rectos abdominales están separados por una distancia anormalmente amplia. Esta separación puede provocar una protrusión del contenido abdominal y está causada por el debilitamiento de la línea alba, que es el tejido conectivo que une estos músculos.

La diástasis de recto es común, especialmente en mujeres postparto. Hasta el 60% de las mujeres pueden desarrollar RAD durante el embarazo o después del parto. En hombres, la incidencia es menor pero puede estar asociada con obesidad o ejercicios abdominales inadecuados.

  • Embarazo: Especialmente con partos múltiples o embarazos de gran tamaño.
  • Obesidad
  • Edad avanzada
  • Ejercicio físico intenso: Levantamiento de pesas o ejercicios abdominales mal realizados.
  • Cirugías abdominales previas
  • Trastornos del tejido conectivo
  • Bulto visible en la línea media del abdomen: Especialmente al contraer los músculos abdominales.
  • Debilidad abdominal
  • Dolor de espalda
  • Problemas de postura
  • Hinchazón o sensación de plenitud en el abdomen
  • Examen físico: Identificación de la separación de los músculos rectos mediante maniobras de semi-curvatura o elevación de la cabeza.
  • Ecografía: Método preferido para medir la distancia entre los músculos rectos.
  • Tomografía computarizada (TC) o Resonancia magnética (MRI): En casos complicados o para una evaluación detallada.
  • Separación superior a 2 cm: Medida en reposo o durante la contracción abdominal.
  • Confirmación por imágenes: Ecografía, TC o MRI para evaluar la distancia y la anatomía de la pared abdominal.
  • Hernia umbilical
  • Hernia epigástrica
  • Lipomas
  • Abscesos abdominales
  • Tumores de la pared abdominal
  • Tratamiento conservador: Pérdida de peso y ejercicios específicos para fortalecer la pared abdominal.
  • Ejercicio postparto: Programas de ejercicio para recuperar la fuerza de la línea media.
  • Tratamiento quirúrgico:
    • Plicatura de la línea alba: Con o sin malla para reforzar la reparación.
    • Abdominoplastia: En casos de laxitud excesiva de la piel.
    • Reparación laparoscópica: Para reducir complicaciones y mejorar la recuperación.
  • Monitoreo del dolor: Uso de analgésicos según necesidad.
  • Monitoreo de infecciones: Observación y tratamiento de cualquier signo de infección.
  • Restricción de actividades: Evitar levantar objetos pesados y esfuerzo físico intenso durante las primeras semanas.
  • Seguimiento regular: Para evaluar la recuperación y detectar posibles complicaciones.
  • Infección del sitio quirúrgico
  • Seromas y hematomas
  • Dehiscencia de la herida
  • Dolor crónico
  • Recurrencia de la diástasis
  • Etapa inicial: Puede ser manejada con tratamiento conservador.
  • Etapa avanzada: Requiere intervención quirúrgica.

Pronóstico: Generalmente bueno con tratamiento adecuado, aunque puede haber recurrencia a largo plazo

  • Mantener un peso saludable
  • Evitar ejercicios abdominales intensos sin supervisión
  • Realizar ejercicios específicos para fortalecer la pared abdominal
  • Consultar al médico ante cualquier síntoma nuevo o recurrente
  • Seguir las indicaciones postoperatorias para una recuperación adecuada